Guía de Navegación | Mapa Web | Direcciones y TeléfonosSuscribirse al RSS  Síguenos en Twitter  Nuestra página en Facebook
Buscar

 

Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León

Cañada Real, 306.
47008. Valladolid

Tel.: +34 983.345.850
Fax: +34 983.345.844

Latitud: 41º 36’15.08” N
Longitud: 4º 45’ 44.92” O

 

Unidos por la Naturaleza

 

Junta de Castilla y León

 

 

Parque Natural 'Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión'
  • Categoría:
Parque Natural
  • Localización:
Al Norte de la provincia de Soria
  • Término municipal:
Covaleda, Duruelo de la Sierra y Vinuesa.
  • Núcleos:
Los mismos
  • Población:
4483 habitantes
Parque Natural 'Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión'

 

Mapa de Situación

 

Descripción del Espacio

El Parque Natural de "Laguna Negra y circos glaciares de Urbión" tiene una extensión de 4.617 hectáreas. Los valores naturales de este privilegiado entorno han favorecido su incorporación a la Red Natura 2000, formando parte de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y lugar de importancia comunitaria (LIC) sierra de Urbión y cebollera. El Parque Natural se encuentra dentro de la comarca de pinares, en las áreas de mayor altitud de los términos municipales de Duruelo de la sierra, Covaleda y Vinuesa.

Un alto porcentaje de su superficie se eleva por encima de los 1700 metros en lo que se denomina como piso oromed iterráneo (entre 1500 y 2000 m). La oscilación climática cuaternaria de hace dos millones de años ha modelado el paisaje glaciar característico de la sierra de Urbión. Este territorio incluye ecosistemas acuáticos ligados al glaciarismo de notable singularidad entre los que destacan varias lagunas de origen glaciar incluidas en el catálogo Regional de Zonas Húmedas de Castilla y León: Laguna Negra, laguna Larga, laguna Helada, laguna Mansegosa y laguna del Hornillo. En el se localizan algunas de las mayores cotas de la provincia de Soria, como el pico de urbión con 2228m. de altitud, cerca del cual nace el río Duero

¿Por qué se protege?

Este Parque Natural posee una gran singularidad, el hielo con su gran poder erosivo ha ido esculpiendo, como si de un cincel se tratase, el paisaje glaciar de caprichosas formas que hoy podemos disfrutar. La combinación de contrastes que generan los ecosistemas forestales, las lagunas, los arroyos y los pastizales de alta montaña dan lugar a exuberantes paisajes, característicos de la alta montaña mediterránea ibérica.

Geología

La oscilación climática cuaternaria de hace dos millones de años a modelado el paisaje glaciar característico de la sierra de Urbión, originando formas glaciares de circo, que actualmente ocupan la Laguna Negra, Laguna Helada y Laguna Larga, entre las más conocidas. Este sistema lagunar es el resultado de la acción glaciar y periglaciar, generada por la sobreexcavación de la base de los circos, que se cierran por arcos morrénicos, impidiendo la evacuación del agua acumulada. En el cuaternario existía un glaciar que se iniciaba cerca del pico de Urbión y descendía por el cinturón rocoso que cierra la Laguna Negra hasta el valle del Revinuesa.

Restos de la actividad glaciar son las acumulaciones de tierra y piedra que arrastraba el glaciar, con forma de suave promontorio, (conocido como morrena), hoy cubiertos por el bosque, como el talúd o promontorio que rodea la Laguna Negra, sobre el que se sitúa la pasarela. Otros testimonios del fuerte acarreo del glaciar son los bloques gigantes que quedan a lo lejos, como los que puedes ver cerca del aparcamiento del Paso de la Serrá. En épocas de clima más benigno el hielo glaciar experimentó menor avance. La sucesión de líneas de depósitos indican los diferentes niveles de avance del glaciar; los más alejados del circo, hacia altitudes menores, son los correspondientes a periodos más fríos.

Flora

El régimen de lluvias elevado de la zona y un ambiente fresco ha facilitado la permanencia e incluso el desarrollo de una vasta masa de pino silvestre o albar (Pinus sylvestris) que cubre casi por completo los valles del Revinuesa y Duero. Estos pinares forman parte de la mayor extensión boscosa de la Península Ibérica, dando lugar a un paisaje que recuerda a los bosques boreales de Siberia. En cotas superiores a los 1400 m, en laderas umbrías con fuertes pendientes, aparece el haya (Fagus sylvática), formando en ambientes rocosos pequeños bosques monoespecíficos o mezclados con el pino albar y otros árboles. Por encima de los 1800 m, los largos periodos de inivación, junto con los fuertes y fríos vientos, sólo permiten el desarrollo de matorral y pastizal adaptado a condiciones extremas, donde son frecuentes matorrales como el biércol (Calluna vulgaris) el enebro rastrero (Juníperus alpina) y el arándano (Vaccinium myrtillus), entre pastizal de alta montaña. En las partes más elevadas y sujetas a las mayores inclemencias del tiempo, proliferan pequeñas especies almohadilladas de flora alpina, entre los que de stacan algunas endemismos exclusivos de la Sierra de Urbión como la armería (Armeria losae) y la margarita alpina (Leucanthemopsis alpina), junto con otros elementos florísticos típicos de montañas europeas como Pirineos o Alpes. Asimismo, especies vegetales muy especiales y particulares, se pueden descubrir entre lagunas, arroyos y cascadas de este privilegiado entorno.

Fauna

La alternancia de ambientes boscosos y zonas abiertas de alta montaña permite la presencia de una variada fauna. Destaca un invertebrado, el coleóptero (Rosalia alpina), asociado a los hayedos, que figura como protegido en la legislación nacional e internacional. Encontramos aquí reptiles característicos de ambientes atlánticos como el lagarto verde y la víbora áspid, siendo éstas las localidades más meridionales dentro de la Península, de igual modo que algunos anfibios como el tritón jaspeado. Entre los mamíferos más habituales se encuentran ardilla, garduña, zorro, comadreja, tejón, ciervo, corzo y jabalí. Más raros y esporádicos son el lobo, la nutria y el visón europeo. Las aves, en los pinares se encuentran especies de pequeño tamaño como el piquituerto, el carbonero palustre, chocha perdiz, el agateador común, el trepador azul o el pinzón vulgar, entre otros; en las zonas abiertas de alta montaña se puede ver acentor alpino, collalba gris o bisbita alpina. Aunque su valor como (ZEPA) radica sobre todo, en la presencia de aves rapaces como águila culebrera, halcón peregrino, águila real y por la presencia limitada de perdiz pardilla, cada vez más escasa en las montañas del interior peninsular.

Patrimonio social y cultural

La comarca cuenta con un rico y variado patrimonio cultural, entendiendo éste en su concepción más amplia, histórico, artístico, arquitectónico, arqueológico, cultural, etnográfico, etc... La arquitectura popular es muy variada, encontrando manifestaciones de todo tipo en las construcciones. Si el patrimonio arquitectónico de la comarca es importante no lo es menos el acervo cultural propiamente dicho, tradiciones, costumbres, folklore, gastronomía, etc. que dan identidad a la población y a su territorio, y lo convierten en uno de sus mayores atractivos.

Vinuesa: importante conjunto histórico-artístico de la provincia. Recorriendo sus calles empedradas, repletas de buenos ejemplos de casa tradicionales, encontramos destacadas construcciones de los siglos XVI al XVIII como la Casa de Los Ramos, el palacio del marqués de Vilueña, o el palacio de Don Pedro de Neila. De indiscutible belleza es la parroquia de Ntra. Sra. del Pino que data del siglo XVII o el puente romano, en el embalse de la Cuerda del Pozo.

Covaleda: esta localidad pinariega abre un abanico infinito de sendas y rincones como el Refugio de pescadores, junto a uno de los puentes más interesantes de la provincia , Bocalprado, Tejeros o la Piedra Anadadera a la que basta empujar con una mano para mover su tonelaje por una extraña ley física. En cuanto a la arquitectura destacar la iglesia gótica de San Quirico y Sta. Julita. Duruelo de la Sierra: Es la primera localidad de la comarca de pinares que recorre el río Duero, con importantes tumbas antropomórficas e iglesia con orígenes prerrománicos. Allí aguarda "Castroviejo", un mirador magnífico donde la erosión creó una ciudad encantada, próximas a este enclave se encuentran la Cueva y cascada Serena.

 


Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León © 2010. Todos los derechos reservados.  Aviso Legal | Privacidad | Accesibilidad
Cañada Real, 306. 47008. Valladolid · Tel.: +34 983.345.850 · Fax: +34 983.345.844
W3C CSS: abre una nueva ventana W3C XHTML: abre una ventana nueva Conformidad de las pautas WAI-AA: abre nueva ventana
patrimonionatural@patrimonionatural.org