Los Centros de Recuperación y Recepción de Animales Silvestres

Los Centros de Recuperación y Recepción de Animales Silvestres

¿Qué son los C.R.A.S.?

La Junta de Castilla y León cuenta con varios centros de atención a la fauna silvestre de la Comunidad Autónoma. En estas instalaciones son curados y rehabilitados ejemplares heridos, enfermos o debilitados de la fauna silvestre, con el fin de que puedan ser devueltos en las mejores condiciones a su hábitat natural.

En la actualidad en Castilla y León hay tres Centros de Recuperación de Animales Silvestres (C.R.A.S.) en las provincias de Valladolid, Burgos y Segovia y dos Centros de Recepción de Animales Silvestres (C.R.F.) en las provincias de Zamora y Salamanca que constituyen la red de centros de atención de fauna silvestre y que gestiona a través de una encomienda la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León.

Muchos de los centros de esta Red llevan más de veinte años de trabajo continuado. En este tiempo, han atendido a más de 51. 000 animales silvestres y han logrado recuperar a más de la mitad de los que ingresan vivos y que por la gravedad de sus lesiones o problemas sanitarios no hubieran tenido posibilidades de supervivencia en el medio natural. Algunos de ellos pertenecen a especies emblemáticas y amenazadas de la fauna de Castilla y León, lo cual nos da una idea de la importante tarea de estos centros en la conservación de nuestra biodiversidad.

Funciones de los C.R.A.S.

Los cinco centros desarrollan una labor fundamental en la conservación y mantenimiento de la fauna silvestre de la Comunidad. Entre sus principales funciones, destacarían:

  • Atención veterinaria y rehabilitación de fauna silvestre.
  • Vigilancia epidemiológica. Detección y control de enfermedades de la fauna silvestre
  • Colaboración en proyectos relacionados con la conservación de diferentes especies.
  • Determinación de las diferentes causas que ocasionan mortandad en fauna silvestre.
  • Colaboración con programas de educación y sensibilización ambiental.

Los C.R.A.S. cuentan con una dotación de medios materiales y humanos completa y en ellos se realizan tratamientos veterinarios, intervenciones quirúrgicas, de rehabilitación y de determinación de causas de muerte y de colaboración activa y pasiva del Plan de Vigilancia Sanitaria Permanente de Fauna Silvestre.

Para el desarrollo del trabajo que se realiza en los centros de recuperación y recepción de fauna es muy importante la labor que los Agentes Medioambientales ya que en gran medida son los que localizan a los animales con necesidades de atención y los trasportan a alguno de los centros para que puedan ser atendidos. Completan esta importante labor la Guardia Civil- SEPRONA, Policía Local y Nacional y particulares que colaboran decididamente en la conservación de la fauna, siendo muy importante su trabajo en la localización de animales y aviso a los centros.

¿Dónde se encuentran los CRAS y los CRF y de qué medios disponen?

Estos centros se configuran dentro de una red compuesta por instalaciones con distinta dotación de recursos humanos y materiales que colaboran en la consecución de un fin común la conservación de la fauna silvestre de la Comunidad recuperando una gran parte de los ejemplares que ingresan en los centros cada año. Los animales recuperados son generalmente liberados en su propio hábitat por Agentes Medioambientales.

Centros de Recuperación de Animales Silvestres de la Junta de Castilla y León

C.R.A.S. Valladolid 

En Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid, se encuentra ubicado en un edificio, perfectamente acondicionado para la labor que desarrolla en Valladolid y cuenta con un equipo humano compuesto por un veterinario y tres cuidadores/auxiliares veterinarios.

  • Dirección: Cañada Real nº 308, 47008 Valladolid 
  • Teléfono: 983 410 587
  • Mail: cras.valladolid@patrimonionatural.org

C.R.A.S. Burgos 

CRAS Burgos

El pasado 25 de marzo del 2015 se procedió a la apertura de las nuevas instalaciones de este Centro de Recuperación de Animales Silvestres (C.R.A.S.) ubicado en la localidad burgalesa de Albillos, anteriormente estuvo ubicado en la ciudad de Burgos.

El centro es atendido por un veterinario y tres cuidadores/ auxiliares veterinarios

  • Dirección: Carretera Río Cavia s/n 09239 Albillos (Burgos)
  • Teléfono: 947 461 189
  • Mail: cras.burgos@patrimonionatural.org

C.R.A.S. Segovia 

CRAS Segovia

El centro es atendido por un veterinario y dos cuidadores/ auxiliares veterinarios

  • Dirección: Ctra. de Arévalo, s/n. 40196 Segovia
  • Teléfono: 921 433 340

Centros de Recepción de la Junta de Castilla y León

CRF de Salamanca cuenta con servicios veterinarios a tiempo parcial y de un cuidador a tiempo completo.

  • Dirección: Vivero forestal. 37193 Cabrerizos (Salamanca)
  • Teléfono.: 923 188 414

CRF de Zamora cuenta con servicios veterinarios a tiempo parcial y de un cuidador a tiempo completo.

  • Dirección: Camino de Villaralbo, s/n. 49159 Villaralbo (Zamora)
  • Teléfono.: 980 559 600 

 

INSTALACIONES DE LOS CRAS

Los CRAS cuentan con distintas instalaciones adecuadas a las diferentes especies, necesidades y fases de rehabilitación en la que se encuentren los animales que ingresan en el centro.

  • Edificio principal: diferenciado en dos áreas. 
    • Área destinada a los animales: UVI (sala de vigilancia intensiva), sala de curas, sala de cuarentena, laboratorio, quirófano, sala de Radiología, bioterio.
    • Área administrativa: oficina, archivo, sala de reuniones, aseos y vestuarios, sala de personal.
  • Sala de necropsias
  • Sala de comidas
  • Garaje y almacén
  • Jaulones
  • Voladeros
  • Instalaciones para mamíferos
  • Charca para especies acuáticas.

 

INSTALACIONES DEL CRAS DE BURGOS

El C.R.A.S. de Burgos es el más grande de los existentes en la Comunidad y cuenta con más de 16.300 m2 dentro de una parcela de 47.000 m2 que permitirían, si se considera necesario, ampliar el centro en un futuro.

Las nuevas instalaciones permiten atender, simultáneamente, a 100 aves y 25 mamíferos, siendo de referencia para las provincias de Burgos, Palencia y Soria

Las nuevas tecnologías aplicadas al cuidado de la fauna también tienen cabida, al igual que la utilización de energías limpias (biomasa) en la generación del calor/frío con el que se aclimata el edificio y optimizando la luz natural para su iluminación.

Uno de los aspectos más destacados es la zona de voladeros. En total son 17 que van desde los 20 m hasta los más pequeños de 5 m. Esta variedad de las instalaciones permite al equipo veterinario, organizar la recuperación de las aves en función de sus lesiones. El contar con diferentes tamaños y alturas en los voladeros, les permite organizar la fase de rehabilitación en función de la especie y sus necesidades específicas: aumento de musculación, perfeccionamiento del vuelo, valorar su evolución.

DATOS DE INGRESOS

Los datos globales del C.R.A.S de Valladolid en el periodo 2011- 2015 fueron:

AÑO

2011

2012

2013

2014

2015

INGRESOS en número de animales ingresados

1314

1107

1170

1402

1438

 

Por tipo

Causa de ingreso más frecuente

Liberados

  • Aves: 78%
  • Mamíferos: 16%
  • Otros: 6%

Traumatismos

Pollos caídos de nido

Una media del 50 % de los animales que ingresan vivos en el CRAS.

 

Gráficas CRAS

Los datos globales del C.R.A.S de Burgos en el periodo 2011- 2015 fueron:

AÑO

2011

2012

2013

2014

2015

INGRESOS en número de animales ingresados

1662

1546

1319

1874

2006

 

Por tipo

Causa de ingreso más frecuente

Liberados

  • Aves: 72%
  • Mamíferos: 23%
  • Otros: 5%

Traumatismos

Pollos caídos de nido

Una media del 50 % de los animales que ingresan vivos en el CRAS.

 

HORARIOS DE APERTURA DE LOS CRAS DE VALLADOLID Y BURGOS

Horario de invierno (15 de septiembre - 31 de mayo):

  • Lunes a viernes de 8:00h a 16:00h
  • Fines de semana y festivos de 9:00h a 13:00h

Horario de verano (1 de junio – 14 de septiembre):

  • Lunes a viernes de 8:00h a 20:00h
  • Fines de semana y festivos de 8:00h a 14:00h

¿Qué hacer si nos encontramos a un animal herido?

¿CÓMO PUEDES COLABORAR?

Colisiones en tendidos eléctricos y aerogeneradores, disparos, atropellos, trampas, episodios de contaminación, desnutrición, envenenamiento, son algunos los factores que afectan a nuestra fauna y pueden llevar a que un animal necesite asistencia. Especialmente grave en los últimos tiempos es el uso ilegal de cebos envenenados, que está perjudicando dramáticamente a muchas especies, algunas en peligro de extinción.

Sin la ayuda de todos sería imposible nuestro objetivo de recuperación de la fauna silvestre, ya que son muchos los particulares que encuentran animales en malas condiciones. Agradecemos por ello tu colaboración. De esta manera, estarás contribuyendo a conservar nuestro patrimonio natural, la mejor herencia para las generaciones futuras.

Si encuentras un animal herido o enfermo, ponte en contacto con los agentes medioambientales de la zona o con el CRAS más cercano. Otra posibilidad es avisar al SEPRONA o a la policía local. En cualquier caso, sigue los consejos que te damos a continuación.

Qué hacer con un animal herido o enfermo

  1. Nos aseguraremos de que el animal realmente necesita nuestra ayuda y no se trata simplemente, como ocurre a menudo, de una cría o un pollo que puede seguir siendo atendido por sus padres –aunque no los veamos- o de un animal de fácil captura (un erizo o un anfibio, por ejemplo), pero sin problema alguno que justifique su captura y traslado al CRAS. En caso de duda de cómo proceder lo mejor es ponerse en contacto antes con los agentes medioambientales de la zona o llamar al CRAS para consultar. Si el ejemplar está muerto y debido a que puede ser una prueba de delito contra la fauna silvestre, también ha de ser recogido necesariamente por un agente de la autoridad.
  2. Si nos es imposible contactar con un Agente Medioambiental, cuerpos de seguridad o con el CRAS actuaremos con rapidez pero con sumo cuidado, ya que el animal puede asustarse o intentar defenderse. Nos pondremos guantes para capturarlo y trataremos de cubrir sus ojos con una manta o toalla, porque así estará más tranquilo.
  3. Lo meteremos en una caja de cartón de tamaño suficiente, con orificios para que respire. Debemos mantenerlo en un lugar tranquilo, a una temperatura adecuada y, si es posible, en penumbra.
  4. No le daremos de comer ni de beber y lo llevaremos sin demora al CRAS más cercano. Cuanto antes ingrese, más posibilidades hay de que sea recuperado con éxito.
  5. Avisaremos con antelación al CRAS de la llegada del animal y describiremos a su personal las lesiones observadas. Si no podemos trasladar al animal nosotros mismos, informaremos de esta circunstancia para que personal especializado se pase a recogerlo.