Espacio Natural 'Hayedo de Riofrío de Riaza'

Espacio Natural 'Hayedo de Riofrío de Riaza'

Los bosques de hayas de la vertiente segoviana del macizo de Ayllón son, junto a los existentes en Madrid, Guadalajara, Tarragona y Sicilia, los más meridionales de Europa. Su elevado interés biogeográfico, junto al bello paisaje en el que crecen, convierten a estos hayedos en un punto de estudio y obligada visita para comprender el mundo de la flora peninsular Serbales, robles, acebos, abedules y tejos acompañan a las hayas y enriquecen aún más este privilegiado espacio. Muy cerca queda la encantadora villa de Riaza, llena del más típico sabor de la arquitectura popular serrana.

Vegetación

Según diversos autores los hayedos debieron estar más extendidos a lo largo de toda la Cordillera Central, dado que parte de su cortejo florístico continúa refugiado en los melojares, pero en la actualidad sólo los sectores más orientales de dicha Cordillera albergan formaciones de importancia, entre las que destaca este hayedo del Puerto de la Quesera. Este bosque de hayas es el más meridional de la Comunidad de Castilla y León y uno de los más meridionales de su área de distribución natural en el mundo. El haya sobrevive aquí estoicamente refugiado en los sectores de mayor humedad edáfica que propicia el sustrato de cuarcita sobre el que se asienta ante las adversas condiciones climáticas con veranos relativamente secos y un número bajo de días de niebla, lo que provoca que el índice de germinación de sus hayucos sea bajo, 10-20%. El cortejo florístico que acompaña a este hayedo es pobre en elementos eurosiberianos, compensado por la riqueza en número de especies propias del melojar. Acompañando al haya se encuentran ejemplares de roble (Quercus petrea), avellanos, servales y acebo. Se trata, pues de una vegetación relicta que mantiene sus exigencias en enclaves muy reducidos del macizo. Junto al hayedo, aparecen masas de roble melojo que forma un bosque en equilibrio con las condiciones climáticas y edáficas, acompañado de matorrales de Cytisus scoparius, Genista florida, Erica arborea, Erica australis, Cistus laurifolius, ...

Fauna

Un Espacio de tan reducidas dimensiones no permite una gran riqueza faunística; sin embargo es posible observar especies de interés como gavilán, alcotán, buitre leonado, ... por lo que a aves se refiere; en cuanto a mamíferos destacar especies como tejón, gineta, zorro, gato montés, jabalí, corzo, ... Lagarto verdinegro, lagartija roquera, lagartija ibérica, coronela europea, víbora hocicuda, tritón jaspeado, sapo común y rana común, etc. son algunas de las especies de reptiles y anfibios que están aquí presentes. La fauna ictícola está representada por especies como la trucha común y el barbo.

Geomorfología

El sector más oriental de la Cordillera Central lo constituye la Sierra de Ayllón, donde se ubica el Hayedo de Riofrío de Riaza. Su petrología está constituida por bancos de cuarcitas, intercalados entre esquistos y pizarras. Las cuarcitas que son los elementos más resistentes dirigen el modelado, correspondiendo los resaltes más destacados a la cuarcita del Arening (Ordavícico inferior) como el interfluvio entre los ríos Riaza y Vadillo. Sobre los esquistos y pizarras las estructuras quedan más enmascaradas y el modelado es más homogéneo y suave. Pero el relieve de este sector no sólo está condicionado por la litología, sino que adquiere especial relevancia el juego de fallas a lo largo de las cuales se levantan unos bloques, hundiéndose otros.

Paisaje

De gran belleza, donde las fuertes pendientes, descarnadas de vegetación y aflorando la cuarcita contrastan con la cobertura arbórea y arbustiva, de variado colorido estacional merced a la presencia del haya y el rebollo, junto a las corrientes de agua que contribuyen a enriquecer desde el punto de vista paisajístico este Espacio Natural

Valores que justifican su declaración

Se trata de uno de los reductos de hayedo más meridionales de la Península Ibérica y de su área de distribución natural. Es pues, una vegetación relicta que mantiene sus exigencias en enclaves muy reducidos de la Cordillera Central, siendo uno de ellos este Hayedo.